domingo, 26 de julio de 2015

El té de las cinco

La señorita Fanny Perk me ha invitado a su famosa tertulia literaria que prepara en su casa todos los domingos. Primero tomaremos el té de las cinco, y a continuación, comenzamos con el libro de la semana. ¡No más de diez personas!



 He de decir que es todo un acontecimiento recibir tal invitación, pues sólo la acompañan, en su bonito cottage, lo mejor de lo mejor de nuestra pequeña sociedad. Y créanme cuando les diga que nuestro pueblito no es muy grande, más bien, unas cuantas casas juntas y otras tantas, un poco más desperdigadas, pero todas dentro del mismo condado.

 Y es que desde que la señorita Fanny Perk se jubiló y dejó la dirección del colegio para señoritas, donde trabajó toda su vida en Londres, pocos han sido los domingos que su tertulia literaria ha sido suspendida.


Y yo, Victoria Lawn no iba a declinar tal compromiso, así que me he puesto lo más apropiada para ir a tal celebración.


Mi blusita rosa, a juego con los pastelitos de fresa tan ricos con los que recibe a sus invitados, de fama más que conocida.

 La falda gris con flores también rosas, a juego con los innumerables jarrones de rosas frescas que la señorita Fanny Perk pone en su salón, decorando hasta el más pequeño rincón. Además de decorar, su fragancia inunda la estancia y la hace más agradable aún.

 Mi bolsito rosa, donde llevaré el libro a comentar esta semana: Persuasión de Jane Austen... y algún pastelito que prepararé en casa, que para eso soy muy mañosa y me relaja un montón.



Y por último, mi sombrero de cuadros rosa y blanco, porque iré dando un paseo hasta su casa y quiero protegerme del sol, no quiero que mi tez se oscurezca ni que me salgan más pecas en mi fino rostro.

 Estoy emocionada probándome el conjunto que mañana llevaré a la casa de la señorita Fanny, no sé si podré dormir siquiera!!! Qué suerte poder tomar mañana el té de las cinco!
 Y es que me mire como me mire, me veo guapa, muy guapa y sé que voy a causar sensación.
 Aparte de mi estudios en Literatura por la Universidad de Oxford, soy toda una experta en Jane Austen. Adoro a Emma, a Marianne Dashwood y, por supuesto, a Elizabeth Bennet.
 Seguro que todos quedarán encantados con mi saber estar, mi sabiduría, mi simpatía... y me vuelven a invitar. He soñado tantas veces con ese sobre dirigido a mi persona, y han sido tantos los comentarios oídos en estos últimos meses, que si los pastelitos, que si las flores, que si la biblioteca enorme de la señorita Fanny Perk.
 Quizás pueda participar incluso en la elección del nuevo libro a leer... sugeriré Crandford (Matty Jenkins, sin duda es mi personaje favorito).
¿Y vosotros tenéis planes mejores para la tarde del domingo???

10 comentarios:

chema dijo...

qué entrada más bonita! me encanta la sociedad inglesa, tendría que haber nacido allí. tienen unos modales mucho más refinados y todo funciona mejor. la antigua directora del colegio tendrá muchas cosas interesantes que contar sobre su amplia experiencia docente. y la protagonista de esta entrada va guapísima. si a esa tertulia asiste algún chico, va a acaparar sus miradas.

Lucía dijo...

Desde luego está guapisima con ese conjunto. Espero que lo pasen bien en la reunión.
Feliz domingo

All4 Barbie dijo...

Hola: la tertulia literaria es un plan muy apetecible... me apuntaba de buena gana. Esta Nancy está ideal con ese conjunto tan romántico. Bonitas fotos. Seguimos en contacto

Imanara dijo...

Me gustan los planes si!!! Me apunto a ese té.
Que guapa es tu solete,jejeje se parece a la mia!! Un dia tomaran el te juntas vale¿Besotesssssssssssss

Pepi dijo...

Chema a mi también me encanta esa sociedad, me encantan leer libros donde se refleja, ver series de televisión o películas... a mi también me gustaría haber nacido allí, claro, pero como siempre digo: para ser rica jejeje. Por lo que me ha contado Victoria algún chico acudió y resultó de lo más interesante!

Pepi dijo...

Lucía lo pasó muy bien, cumplió sus expectativas por completo. Besos

Pepi dijo...

Gracias Marta, pues cuando quieras te enchufamos para la próxima, seguro que te diviertes. Besos

Pepi dijo...

Lidia cuando quieras nos tomamos ese té las cuatro juntas, las soletes y nosotras dos, me parece estupendo plan. Besos

Rosana dijo...

Pero cómo me ha gustado esta entrada, ya te lo imaginarás claro! Me he visto reflejada en Victoria, tan admiradora de Jane, de Anne, de Lizzie, del té y de las tardes inglesas para tertulias bibliotecarias! Uff, qué ganas de meterme por la pantalla del ordenador como Alicia del siglo XXI e irme para allá con todas ellas.
Muchos besos, guapa!

Pepi dijo...

Rosana sabía que te gustaría, como no saberlo a estas alturas... cuando descubras cómo se hace eso de meterte en esa época me dices y yo también me voy. Besos