sábado, 11 de agosto de 2018

Noches elegantes

Ana y Elena han sido invitadas a una fiesta con mucho glamour.
Ambas han recurrido al siempre socorrido "negro" para una elegante noche de verano.
Ana lleva un vestido con mucho volumen, asimétrico con solo una manga y algo de vuelo en la falda.
Vestido que recuerda los años 80 y que tan bien le queda.
 
Para la ocasión estrena sandalias negras cómodas y frescas, con cintas que se anudan en la pierna.
Elena ha coincidido en color pero su vestido tiene otras características.
La parte de arriba destaca por un gran volante que es el que aporta volumen al vestido y un gran broche con forma de cascada, de relucientes piedritas negras a modo de joya.
Para compensar, la parte de abajo es más sencilla y pegada al cuerpo. Y como calzado, ha elegido sus siempre recurridos zapatos de botón negros.
En cambio la parte trasera es más vistosa puesto que el volante de la parte de arriba termina deslizándose por ella.
Lo cierto es que Elena está bellísima...
Contribuye a ello a su preciosa melena que le hace estar espectacular.

Para nada es un duelo de elegancia, puesto que ambas se sienten genial y dispuestas a pasarlo estupendamente.


Será una noche larga y cálida, pero divertida y entretenida con la música y los amigos.

Porque si por algo se caracteriza el verano es porque las fiestas se multiplican y con ellas nuestros momentos de dicha.

lunes, 14 de mayo de 2018

Pichis al cuadrado

La primavera es inestable e impredecible... y aunque veamos el campo lleno de flores y el mar de fondo, junto a un sol radiante, hay que ser prudente y como dice el refrán no guardar el sayo...

 Ya os comenté que hacía viento este día y aunque mis Leslys estaban felices por poder estrenar estos maravillosos pichis que hemos recibido de la biblioteca silvestre...
 Tuvieron que elegir prendas calentitas para ponerse debajo... Raquel un jersey blanco y rosa que ya hemos enseñado, y Rebeca el amarillo de la entrada anterior, seguimos con la combinación amarillo/azul... 
 La idea de estas pequeñas era otra, posar más primaverales y frescas. Pero no os preocupéis que ahora que las temperaturas han subido, las veremos con otras combinaciones.
 Porque me encantan los pichis. Es una prenda atemporal, llevan tantos años en nuestros armarios, y en las tiendas, y siempre vuelven... o mejor dicho, nunca se fueron.
 Son un clásico que nos dan mucho juego y al que podemos sacar tanto partido.
Seguro que habéis tenido uno en algún momento de vuestras vidas, ¿verdad?

domingo, 29 de abril de 2018

Amarillo y azul

Siempre me ha gustado mucho esta combinación de colores, aunque la veía más para verano...
 pero está claro que también es válido para un atuendo más calentito. Y por eso no dudé en hacerle un jersey mostaza y un gorro del mismo color.
 Y aunque el gorro ya no hace mucha falta, Rebeca es muy presumida y se lo quiso poner para hacer las fotos. Ya que estaba hecho...
 El jersey le viene genial para esos días primaverales donde el tiempo anda un poco revuelto y por las mañanas y tardes hay que abrigarse algo más.
 El pantalón vaquero es regalo de nuestra bibliotecaria silvestre, al que seguro le sacamos mucho partido, porque no hay nada más básico y fondo de armario que unos vaqueros, verdad?
 Y como es bastante coqueta, ha querido ponerse un colgante de pájaro en azul que le va genial con el conjunto.
 Es lo que tiene la primavera, que de repente te abrigas más de la cuenta, o pasas algo de frío... se hace más complicado vestir adecuadamente. Aunque la ropa se llene de colorido y de alegría!!

lunes, 16 de abril de 2018

Primavera ventosa

 Cierto es que estamos en primavera, aunque aún no se ha manifestado plenamente... y tenemos los rayos de sol jugando al despiste.
A veces más tímidamente, otras dando claras manifestaciones de que dejamos el invierno atrás.
Pero lo que también es típico de este tiempo, es el viento. Teníamos tantas ganas de una excursión por el campo que tal circunstancia no nos frenó.
El lugar y las vistas eran de lo más agradable, y mereció la pena la salida. Tenemos muchas ganas de primavera!!!
Eso sí, a pesar de mis esfuerzos por ponerle el pelo bien, Eolo nos lo puso difícil. Y se empeñaba en no dejarnos hacer la sesión fotográfica.
Lo que queda claro es que Rebeca está preciosa con su conjunto "silvestre" y qué mejor lugar para enseñarlo bien, que rodeada de naturaleza y de "florecitas silvestres".

martes, 10 de abril de 2018

El vestidor de las Leslys

 Raquel y Rebeca son unas afortunadas, porque de pasar a tener un mínimo de ropa, y cuando digo mínimo es en sentido literal, han pasado a tener bastante ropa apta para todas las temporadas, gracias principalmente, a la Biblioteca Silvestre.

 Así que, obviamente, necesitaban un armario donde poder colocarlas ordenadas.
 La ropa de verano la han colocado arriba, es la que desean estrenar, por eso quieren que llegue el buen tiempo para lucir nuevos modelos y volver a ponerse los vestidos ligeros que tenían de otros años.
 Justo encima de los vestidos y faldas de verano, han colocado algunos gorros y boinas de punto. Y arriba del todo, un bolso maleta y un par de cajas donde guardan algunas cositas.
 Están seguras que ahora será más fácil encontrar la prenda deseada y hacer buenas combinaciones: por colores, texturas...
 La parte de abajo la han dejado para las prendas más abrigadas y algunas de entretiempo. Otro par de gorros y algunos bolsos...
 Pero, ¿dónde estará el bolso fucsia que Raquel busca desesperadamente?
 Gracias a Rebeca lo ha encontrado, ya os he dicho que ahora todo es más fácil de localizar.
 Y ahora una vez lista, Raquel se dispone a salir...
Quiere comprobar que la primavera ha llegado, así que se despide de todos hasta la próxima!!!

(Nuestro vestidor es de lo más sencillo, aprovechando cosas que teníamos en casa. La idea nos la dio esta parte de la caja de la Nancy de las maletas... así que la aprovechamos. Fue divertido colocarlo todo, mi niña y yo lo hemos pasado bien, de eso se trata, no?).

jueves, 5 de abril de 2018

Un abrigo nuevo

 Como bien adivinasteis en la anterior entrada, Susana se ha ido al Norte, concretamente a Santander.
 Pensé que la mayoría diría que a Mallorca, puesto que así se llamaba el conjunto de barquitos que llevaba.
 Pero no, Susana deseaba ir al norte y visitar la biblioteca silvestre, de la que tanto había oído hablar.
 Y por fin ha cumplido su sueño realidad: ha conocido la biblioteca, las pequeñas, medianas y mayores habitantes de la biblioteca... y principalmente, ha conocido a la bibliotecaria. Guau!!!
 Han sabido a poco esos ratitos pero cuanto ha disfrutado Susana!!!
 Y como era de esperar ha recibido algún regalito. Vaya que las maletas le vinieron genial para traer los nuevos modelitos que ha aportado al fondo de armario común nancyero de casa.
 Y para muestra, un botón... digo, un abrigo, mejor dicho.
 Este abrigo tan precioso, e ideal para el entretiempo se ha venido hasta el sur. No me digáis que los colores y motivos no son ideales!
 Y para completar el conjunto le hemos colocado este gorro en fucsia con una estrella de adorno, que tenemos desde hace mucho tiempo, también perteneciente a la biblioteca silvestre.
La verdad es que tengo muchas ropitas provenientes de la biblioteca silvestre, pero lo mejor ha sido conocerla a ella en persona! Y a través de su blog podéis ver todas sus aventuras y ropas preciosas http://labibliotecasilvestre.blogspot.com.es/

Ya la par,, las afortunadas son mis Nancys y mis Leslys, más recientemente... de qué manera han incrementado su armario.
Pero eso ya lo iréis viendo poco a poco.