martes, 10 de febrero de 2015

ENTRADA NÚM. 200

















 
Poco puedo añadir al título de la entrada, quizás que nunca pensé cuando me planteaba crear un blog o cuando lo hice que llegaría a publicar tantas entradas. ¿Y por qué? Pues porque ni tengo un gran número de muñecas, ni me veía siendo capaz de hacerle algo decente de ropita para poder dar variedad a sus vestuarios y poder hacer distintas entradas... Vamos que pensaba, tengo para diez entradas, y después ¿qué voy a publicar????
 
 
Y si bien es verdad, que algunas cositas han sido regalos de grandes amigas, también hubo un momento en que me decidí y cogí la aguja sin ningún plan trazado, a ojo, a ver lo qué salía... y lo primero que me salió fue el vestido de novia de mi Nancy, con el que estoy encantada y aún no se lo he quitado. Y después me aventuré con las dos agujas y con los videos de YouTube a montar puntos e intentar hacer algo, al principio muy apretado jejeje... pero como mis muñecas son la mar de agradecidas nunca se me han quejado, ellas siempre saben esperar y se contentan con todo.
 
 
Por eso quería mirar un poco atrás y ver lo que yo les hice, no mucho, pues mi tiempo en estos años ha estado empleado casi al cien por cien con mis niños, pero deseando volver a retomar algún día la aguja, simple o doble, da igual, de volver a sentir esa sensación de subidón cuando estás acabando y te gusta el resultado, eso se llama satisfacción plena... y es que aunque todo sea muy básico para mi que no tenía ni idea me parece todo un reto.
 
 
Pero si en estas 200 entradas algo ha sido importante, habéis sido vosotros con vuestras visitas y sobre todo por los comentarios, las primeras son anónimas pero con los segundos he ido conociéndoos un poco más a los que no falláis y siempre me dejáis unas palabras amables y llenas de ánimo para seguir... gracias a mis 90 seguidores, tampoco pensé nunca tener tantos!!! Gracias y espero que sigáis viniendo por aquí al menos otras 200 entradas, vale????


jueves, 5 de febrero de 2015

Casa de la playa de Barbie

 Barbie ha preparado una fiesta para chicas en su casa de la playa. A Marta ha ido a buscarla al aeropuerto, viene directamente de Londres, donde trabaja de au pair mientras practica inglés, la lengua que tantos años lleva aprendiendo.
 Los meses que llevan sin verse parecen días ahora que se ven, y en minutos se ponen al día de sus vidas.
 Barbie le aclara qué amigas estarán el fin de semana juntas.
 Y Marta le habla de la familia Bennet, con la que convive desde que en septiembre viajara a tierras del Támesis.
 Ya están todas en casa. Marta llega acaloradísima y se toma un zumo multifrutas, Sara prefiere una ensalada fresca.
 Mientras hablan también ponen la televisión, dan una película romántica que a todas les encanta.
 Barbie les explica los planes que tiene para todo el fin de semana, la película solo es el principio de un gran número de sorpresas que les tiene preparadas.
 Ha contratado un par de masajistas y maquilladores para que hagan que se relajen y se sientan bellas por dentro y por fuera.
 Llevaba meses esperando esta fecha, y por fin ha llegado!!!!
 Las tres están muy contentas, piensan pasarlo de lujo y disfrutar de cada momento juntas, pues luego saben que tardarán meses o años quizás en volver a pasar unos días llenos de diversión entre amigas.
 A Barbie no se le ha escapado ningún detalle, el frigo debe estar lleno de cositas ligeras y no tan ligeras, un poco de dulce nunca viene mal.
 Teresa y Mar han subido a la terraza, quieren comprobar las vistas y ver qué tal se toma el sol por allí.
 Mar es modelo y trabaja en una importante agencia, para ella cuadrar fechas ha sido una pelea constante con su secretaria y su agenda, sabe que debe aprovechar cada momento.
 Teresa ha cerrado su tienda de ropa vintage, también cree oportuno que su ayudante se tome un descanso y le ha dado todo el fin de semana libre.
 Sara se ha terminado la ensalada y se ha subido a la terraza, no quiere perder ni un minuto para tomar el sol, quiere estar más morena el lunes cuando regrese a la oficina.
 Las tres sonríen y posan para la cámara...
 Y vuelven a posar!!!!
 Por fin llega Esther que se ha entretenido en el jardín...
Ahora sí que están todas, las seis amigas de la infancia: Barbie, Teresa, Sara, Mar, Esther y Marta.


Esta entrada la hago gracias a mi niña y por ella. Esta casita, el coche y las barbies fueron sus Reyes del año pasado y cuando me ve fotografiar las nancys o las barriguitas, siempre me pregunta: ¿Por qué no le haces fotos a mis muñecas mamá, es que no te gustan??? y yo le digo: Claro cariño que me gustan, un día les hacemos fotos e inventamos una historia, vale??? Y nada en vista de que el viento no para, llevamos así una semana, y que no hay manera de salir y hacer fotos fuera, pues es el momento de acordarse de la casa de la playa y sus inquilinas. Y eso que las fotos de dentro no me gustan mucho como me quedan, y tampoco tengo  mucha experiencia con Barbie, como Marta y su blog dedicado a ellas...

Muchas gracias por visitarme y a esos nuevos seguidores bienvenidos!!! Besos a todos.

viernes, 23 de enero de 2015

A dormir, a dormir

 ¿Habéis visto que sábanas más lindas tenemos en casa?
 Las tenemos con estrellas, lacito, botones y una casita muy molona...
 Otra con lunas sonrientes y felices, y con puntilla bordada.
 Y por último, con rayitas multicolores y más lazos.
 Siempre mulliditas y calentitas, porque nuestras niñas son muy frioleras, y en estos días de tantas nieves y fríos es importante estar bien abrigada.
 Alicia, Ana y Alba cogen posiciones, cada una elige su cunita favorita.
 Alba prefiere las estrellas... adora las noches estrelladas y contemplar el cielo con su telescopio.
 Ana es más romántica y lunática, por eso se ha escogido la cunita de la luna.
 Alicia es muy alegre y elige el arcoíris de color, rayitas multicolores, que le acompañaran en unos felices y dulces sueños.
 Pero habéis visto unas niñas que directamente se vayan a dormir y ya????? Nooooooo!!!
 Ana ha descubierto un caballito balancín, y cómo se va a quedar ella sin subirse y columpiarse???
 Alba y Alicia han optado por una guerra de almohadas... que tire la primera piedra quién no haya hecho una lucha de almohadas.
 La almohada de Alba es preciosa, veis esa casita y la estrellita rosa???
 Y cuando ya no pueden más del cansancio, por fin, se meten en su cunita (Alba y Alicia) porque Ana sigue ea ea ea ea, balanceándose en el caballito.
 Y ea ea ea ea, así sigue un buen rato, como si estuviera en la misma luna ya!
Esta entrada la he hecho pensando en algunas amigas, y en aquellos momentos en los que nos juntábamos para dormir y nos poníamos a charlar y charlar, las horas pasaban volando y lo pasábamos tan bien poniéndonos al día de nuestras cosas.

Hacía mucho tiempo que mis barriguitas estaban abandonadas, con ganas de que les dedicara un ratito, y hoy he aprovechado para desempolvarlas un poco y airearlas. Tanto los vestidos como las sábanas son de Rosana, se nota su mano, verdad? el colorido, los adornos y detalles, el buen gusto...

Y hoy viernes, espero que tengáis un feliz fin de semana. Qué descanséis mucho y a dormir, a dormir....