sábado, 11 de agosto de 2018

Noches elegantes

Ana y Elena han sido invitadas a una fiesta con mucho glamour.
Ambas han recurrido al siempre socorrido "negro" para una elegante noche de verano.
Ana lleva un vestido con mucho volumen, asimétrico con solo una manga y algo de vuelo en la falda.
Vestido que recuerda los años 80 y que tan bien le queda.
 
Para la ocasión estrena sandalias negras cómodas y frescas, con cintas que se anudan en la pierna.
Elena ha coincidido en color pero su vestido tiene otras características.
La parte de arriba destaca por un gran volante que es el que aporta volumen al vestido y un gran broche con forma de cascada, de relucientes piedritas negras a modo de joya.
Para compensar, la parte de abajo es más sencilla y pegada al cuerpo. Y como calzado, ha elegido sus siempre recurridos zapatos de botón negros.
En cambio la parte trasera es más vistosa puesto que el volante de la parte de arriba termina deslizándose por ella.
Lo cierto es que Elena está bellísima...
Contribuye a ello a su preciosa melena que le hace estar espectacular.

Para nada es un duelo de elegancia, puesto que ambas se sienten genial y dispuestas a pasarlo estupendamente.


Será una noche larga y cálida, pero divertida y entretenida con la música y los amigos.

Porque si por algo se caracteriza el verano es porque las fiestas se multiplican y con ellas nuestros momentos de dicha.

2 comentarios:

chema dijo...

bienvenida de nuevo, pepi! estas niñas van muy elegantes, y seguro que lo van a pasar genial en la fiesta. parecen hermanas, tan bien compenetradas en el vestuario y con los ojos azules las dos. :)
besos!!

Flower Power dijo...

con el LBD,siempre se acierta,bièn a la vista està.