miércoles, 30 de marzo de 2016

El conejo de Pascua


 A Mar le encantan las historias de conejos, no es casualidad que su mejor amiga sea Pati, su conejita blanca y rosa.
 Aprovechando el buen día y que el domingo era día de Pascua salieron al jardín a leer un libro de Beatriz Potter: Peter Rabbit. Les encantan esas historias y las bellas ilustraciones que las acompañan.
 Y Mar mientras lee, desea que ojalá existiesen esos conejos tan simpáticos de los cuentos, y que fuese verdad eso de que los conejos vienen a dejar huevos de chocolate con llamativos colores.

 Justo antes de sentarse bajo su árbol favorito para leer, ha encontrado dos huevos junto al tronco y se los han comido Pati y ella. Ha supuesto que su madre ha debido comprarlos en el supermercado y los ha dejado ahí para sorprenderla. Ya es mayor y cree que lo del conejo de Pascua es una leyenda, como otras tantas.
 
 Y de pronto, tras el árbol, ¿qué podemos ver?
 En efecto, se trata de un conejo de Pascua igualito que Peter Rabbit llevando consigo un bonito huevo de chocolate con una ovejita dibujada. Lleva todo el día escondiendo huevos de chocolate, para hacer dichosos a grandes y pequeños.
 Está aprovechando que Esmeralda y Coral están despistadas mirando unas bonitas flores en el jardín para esconderles unos huevos y hacerles así que el día sea un poquitín más dulce.
 Ya antes el conejo ha escondido unos huevos junto al columpio y ellas los han encontrado... y comido!!!
 El huevo que Esmeralda se ha tomado llevaba un pollito dibujado.
 Y el de Coral, un erizo. Les gusta tanto el papelito que lo van a guardar de recuerdo. ¿Quién encontrará los que el conejo está escondiendo ahora?
 ¿Y quién nos asegura que lo que leemos o soñamos no es cierto?  ¿O que las leyendas no sean verdad? Os invito a soñar y leer más, puede que a nuestro alrededor nuestros deseos se conviertan en realidad, solamente hay que abrir muy bien los ojos para no perder detalle.
Y dejamos a Coral y Esmeralda tranquilamente a ver si encuentran los nuevos huevos escondidos. Y a Mar con Pati terminando de leer el libro mientras saborean el dulzor envolvente de los huevos encontrados. ¡Bonita tarde de domingo de Pascua!
(Aunque estemos ya a miércoles).
 

2 comentarios:

chema dijo...

vaya vaya, así que los conejos de pascua existen después de todo! y mar se ha creído que había sido una sorpresa de su madre. y quién sabe si su conejo pati no es el que cobra vida y la sorprende con un huevo de pascua.
esmeralda y coral tienen al conejo pardo, que es el que se encarga de esa zona del bosque. esos conejos de pascua son muy hábiles, siempre se las arreglan para dejar su sorpresa sin ser vistos!
besos!!

All4 Barbie dijo...

Hola. una entrañable tarde de Pascua. Me encantaron todas las fotos... muy auténticas. Mar está muy guapa leyendo ese libro tan bonito. Seguimos en contacto