domingo, 24 de mayo de 2015

Meditando












Hoy es domingo y tras la semana de intenso esfuerzo, estudiando para los últimos exámenes, Alicia quería relajarse y darse un paseo por un jardín donde siempre que va, la tranquilidad y la paz invaden su cuerpo y su mente. Y lo necesita, con tanto estrés a cuestas, se agradece un lugar dónde parece que el tiempo se para, y escucha solamente el canto de los pájaros, su respiración y, de vez en cuando, el zumbido de una abeja que viene laboriosa a recoger más néctar para su eterna producción de miel... y, entonces, cuando se relaja todo lo necesario, piensa en su vida, su mundo, su gente... y llega a la conclusión de lo feliz que es, que en la vida hay que esforzarse para conseguir lo que quieres y, que sin esfuerzo, todo sería más fácil, pero no nos haría crecer igualmente, que subir peldaños sin ayuda, cuesta más, pero igualmente llegarás arriba, y cuando toques la cima, tu orgullo quedará henchido porque lo conseguiste, y te harás respetar y te querrás mucho más. Porque seguro que todo esfuerzo y sacrificio tendrá su recompensa. ´

Y así, cargada de energía y positividad, Alicia regresa a su casa, a su habitación, a sus apuntes. Dispuesta a un último esfuerzo. Está preparada para sobrellevar estas últimas semanas de más trabajo.

La verdad es que ha pasado bastante tiempo desde que yo estudiaba, y echo de menos aquellos días, a algunas personas que compartían conmigo ese momento, incluso estudiar... ahora estoy en otra etapa de la vida, no es comparable a la de estudiante, en ésta disfruto de lo más importante de mi vida: mis hijos. Y miro atrás y veo que aquel esfuerzo, ha tenido su recompensa, y que tengo mucho de lo que quería y quizás más de lo que deseé... y que seguiré luchando por todo lo que aún me queda por conseguir. Y así, con mis meditaciones, os dejo, en esta lluviosa tarde de primavera (las fotos son de otro día que estaba más soleado).

Muchas gracias por seguir visitándome a los habituales, y a aquellas personas que vienen por primera vez y me dejan sus comentarios, me hacéis sentir muy bien. Muchos besos


5 comentarios:

All4 Barbie dijo...

Hola. me gusta la reflexión que hicisteis tanto tu como tu Nancy porque sin esfuerzo no hay recompensa. Las fotos te quedaron preciosas con ese contraste de tonos tan primaverales. Ya leo que hoy llueve... A diferencia que tu no echo de menos la época de estudiante... yo era muy agobiante y siempre lo quería dar todo... eso sí, la vida me ha dado mucho más de lo que esperaba o podía imaginar. Ahora toca disfrutar de mi familia, mis hijas y mi marido... es otra etapa diferente pero igualmente positiva... creo que tenemos que ser optimistas y seguir luchando por nuestra felicidad... seguimos en contacto

chema dijo...

qué guapa esta rubia platino ochentera! la has fotografiado en una posición muy meditativa, sentada en la valla. seguro que sacará muy buenas notas en sus exámenes, y como recompensa podrá salir y divertirse con sus amigas. ;)

Pepi dijo...

Marta estoy totalmente de acuerdo, son etapas distintas, pero en ésta estamos acompañadas de la mejor compañía posible. De esa época también tengo recuerdos menos gratos, pero por suerte esos se quedaron en el camino jeje.

Pepi dijo...

Chema es que cuando la vi en esa posición, fue lo que me inspiró... Gracias por tus palabras siempre tan amables.

Lucía dijo...

Pues después del duro trabajo desde luego merece el descanso... Es muy bonita tu nancy
Feliz semana